Mientras que el presidente, Javier Milei, y el titular de Hacienda, Luis «Toto» Caputo daban sus primeros pasos en Davos, Suiza, en Argentina, se llevó a cabo una audiencia en el Ministerio de Economía, entre los funcionarios de segunda línea y autoridades de Industriales Pymes Argentinos (IPA) por una propuesta para el pago de importaciones.

En la letra chica de la propuesta se planteaba un techo de u$s 300.000 sobre el que no se podría aplicar impuestos ni multas con el justificativo de que su destino sería el pago de importaciones e inversiones productivas «que permitan reactivar el nivel de actividad y sostener los puestos de trabajo, que en la actualidad están en riesgo».

Pero la respuesta por parte de los delegados de Caputo no fue la que querían recibir en el sector. «Nos dijeron que había que tener paciencia y esperar a la ley ómnibus, que en el mientras tanto no se podía hacer nada«, destacó Rosato en conversación con El Cronista.

Frente a la negativa por parte del Gobierno, IPA contraatacó con otra alternativa: que las empresas exportadoras no se vean obligadas a liquidar y se les permita utilizar sus propios dólares para girar en el exterior y comprar materias primas.

Si bien en las últimas rondas cambiarias, el Titular del Palacio de Hacienda logró recomponer las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) hasta alcanzar u$s 23.969 millones en la jornada de ayer, aún siguen en niveles bajos que impiden dar ese permiso.

«Cuando el exportador liquida esas divisas, se las pesifica y que tiene comprar dólares a 150 días. Que un banco financie una importación en ese lapso significa un 18% más y pagar el dólar al valor que esté en ese momento», alertó Rosato.

Los riesgos de la falta de dólares y la inflación

El pedido del blanqueo exprés, aseguran, se genera luego de que ciertas fábricas suspendieran sus operaciones por falta de insumos básicos y que algunas de ellas paralizaran sus líneas de producción. Aunque destacaron que la contracción de la demanda a causa de la inflación también contribuyó.

Con el 25,5% de inflación de diciembre y el arrastre que se proyecta para los meses subsiguientes, una encuesta entre los asociados de la entidad reveló que el 78,9% de las fábricas pequeñas y medianas espera que la demanda local baje en el primer trimestre del año.

«En el sondeo mensual que realizamos a nuestras pymes de todo el país confirmamos que las expectativas de los industriales son muy negativas para el primer trimestre del año«, afirmó Rosato. Y destacó: «Con caída del consumo y continuidad de las restricciones a los insumos importados, aunque con una moderada liberación de las importaciones de productos terminados».

Fuente: El Cronista

Link: https://www.cronista.com/economia-politica/blanqueo-expres-para-importaciones-la-definicion-que-tomo-el-gobierno-ante-el-pedido-de-las-pymes/

Open chat
Hola! ¿En qué te podemos ayudar?
Hola! ¿En qué te podemos ayudar?